Como hacer una gargantilla de caucho con cristal de Swarovski

Gargantilla-de-caucho-con-cristal-Swarovski
Como último trabajo de bisutería del día vamos hacer una hermosa gargantilla de caucho deocrado con un corazón de cristal Swarovski, el cual le da mucha elegancia a la gargantilla. Espero les guste…

Material a usar:
– 50 cm de caucho
– 2 capuchones de 6mm
– 1 anilla mediana
– 1 mosquetón de 18mm
– 1 grapa de strass
– 1 corazón de cristal Swarovski
– Alicates de corte
– Alicates de punta plana
– Pegamento instantáneo
– Cinta métrica

Procedimiento paso a paso:
– Abrimos la grapa de strass haciendo presión con las puntas del alicate, tal y como se observa en la foto, hasta que la obertura sea suficiente como para poder colocar dentro el corazón de cristal Swarovski.

– Con dos alicates, y haciendo presión con cada uno de ellos hacia un lado diferente, desplazamos los “dientes” de la grapa para que no coincidan y podamos cerrar al máximo la grapa.

– Colocamos en la grapa el corazón y, con los dedos, hacemos presión hasta que quede bien cerrada y nos aseguremos de que el corazón no se pueda salir.

– Ahora nos situamos frente a un espejo y colocamos la tira de caucho alrededor de nuestro cuello para decidir la medida que queremos dar a la gargantilla, dependiendo de la altura a la que deseemos que cuelgue el corazón (medida aproximada 40cm).

– Una vez decidido, cortamos la tira de caucho con el alicate de corte, pasamos la grapa de strass con el corazón por el caucho y la llevamos hasta el centro de la tira.

– Depositamos pegamento instantáneo en el capuchón con cuidado de no excedernos, para que al introducir el caucho no rebose.

– Con la ayuda de dos alicates de punta plana abrimos una anilla. Para ello los colocamos de manera que entre las puntas quede la ranura de la anilla y hacemos fuerza con cada alicate hacia el lado opuesto.

– Colocamos en la anilla el mosquetón y el capuchón y la cerramos con la ayuda de dos alicates. Para ellos colocamos los alicates de manera que la obertura de la anilla esté entre sus puntas y hacemos fuerza con los dos alicates hacia el mismo punto hasta que se cierre, recuperando la posición original. Ahora ya tenemos el mosquetón colocado y listo para abrocharlo en el otro capuchón.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO